Connect with us

Politica

Investigación sobre los contratos de Salud constata incapacidad y lentitud

18 de Diciembre del 2020

Las contrataciones realizadas por el ministro Mazzoleni durante la emergencia sanitaria fueron menos que las del año pasado, según señala una de las observaciones del trabajo de reacción.

La organización reacción presentó ayer un trabajo de investigación sobre las contrataciones realizadas este año por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) en el marco de la actual pandemia de Covid-19, donde resalta entre las falencias detectadas el bajo número de contrataciones en relación al año pasado, a pesar de la mayor disponibilidad de recursos y procesos acelerados.

“La ejecución mensual y anual promedio del presupuesto vigente no aumentó como se esperaría al disponer de recursos adicionales y procedimientos acelerados de contrataciones. De hecho, la administración Mazzoleni ejecutó recursos al ritmo de un año promedio y normal. Esta situación cuestiona la priorización de inversión necesaria para que el ministerio pueda utilizar al máximo sus recursos disponibles”, señala el primer punto del estudio.

El estudio indica que, aún disponiendo de modalidades de contrataciones expeditivas que reducen el tiempo en los controles de los procesos licitatorios, el Ministerio de Salud no realizó contrataciones en números mayores al período correspondiente al año pasado.

“La incapacidad de contratar en números suficientes disponiendo de procesos excepcionales interroga la necesidad de mantener dichas modalidades expeditas de contratación y sus riesgos”, dice.

Respecto a la transparencia de los procesos licitatorios y la ejecución de las contrataciones, el estudio indica que del Ministerio de Salud desaparecieron plataformas y herramientas de transparencia en el 2019 que hubieran sido claves al inicio de la pandemia.

“Desde entonces, la administración Mazzoleni ha creado dos portales para facilitar datos e informaciones relevantes. Dichas plataformas pueden mejorarse para potenciar la transparencia necesaria en el siguiente período”, explica.

Lentitud e irregularidades. “Desde el inicio de la pandemia, el Ministerio de Salud fue más lento en todos los tipos de licitaciones utilizadas. La modalidad de contrataciones por excepción diseñada para acelerar las compras públicas en emergencia terminó siendo más lenta durante la pandemia que en tiempos normales. Aunque el ministerio ha tenido experiencia previa realizando contrataciones por excepción, irregularidades fueron detectadas en 65 procesos”, señala la investigación de reAcción.

También señala la lentitud de las contrataciones de funcionarios, concentrándose estas en personal de blanco y servicio, cuando que también son necesarios otro tipo de profesionales, como el administrativo, que ayude a agilizar los procesos y ejecutar recursos para aumentar los bienes y servicios a ofrecer a la ciudadanía. A través de datos de la Secretaría de la Función Pública, indican que las nuevas adiciones se realizaron recién entre agosto y octubre.

Corrupción. “El espacio para la corrupción aumenta en relación directamente proporcional a la precarización de la capacidad institucional. El Ministerio de Salud necesita invertir más y mejor en incrementar la capacidad de sus equipos administrativos y de contrataciones para lograr dos objetivos entrelazados: ejecutar mejor una mayor cantidad de recursos y proteger los recursos del ministerio de la corrupción que la acecha”, indica.

Concluye que el mismo equipo del Ministerio de Salud que ejecuta, en promedio, cerca del 80% de su presupuesto vigente anual, no podrá ejecutar un monto casi 50% superior, recursos que fueron resultado de la ley de emergencia por la pandemia de Covid-19.

Fuente: Ultima Hora.

Copyright © 2020 por Evoluado.com

× ¿Queres hacer una denuncia o contarnos algo?
A %d blogueros les gusta esto: