21.7 C
Asunción
Dom 16 junio 2024

LAS 5 PISTAS SÓLIDAS DE CONTRABANDO Y LAVADO DE DINERO QUE APUNTAN DIRECTAMENTE A HC

El portal de noticias “HINA” realizó un artículo en donde exponen los cincos indicios que apunta a Horacio Cartes y sus vínculos posibles al contrabando del cigarrillos y el lavado de dinero.

Vía: hina.com.py

De la montaña de informaciones que contienen los informes de Seprelad y el Congreso del 2022, extraemos las pistas más reveladoras que indican que el presidente de la ANR podría haber cometido estos delitos.

Horacio Cartes construyó, hasta el 2022, un pulpo empresarial de 72 extremidades. Decenas de empresas que se mueven en los tres sectores de la economía. Los brazos más poderosos de ese gigantesco pulpo son los vinculados al negocio tabacalero, principalmente Tabacalera del Este (TABESA).

Gracias a esta red empresarial, Cartes diseñó un poder económico tan grande, que incluso supera a los demás grupos económicos del país. En su Declaración Jurada de Bienes reveló que incrementó su fortuna personal durante su periodo de gobierno (2013-2018) a 360 millones de dólares, mientras que el capital de su grupo empresarial ascendió a 1.000 millones de dólares.

Sin embargo, su fortuna es incalculable: Cartes es sindicado por investigaciones públicas y privadas como uno de los grandes productores y traficantes de cigarrillos ilegales de la región, un negocio clandestino que mueve en el mundo cada año alrededor de 657 mil millones de cigarrillos, que representa el 11% del consumo global.

El dinero que acumuló le dio poder político: en setiembre del 2009 se le abrieron las puertas del Partido Colorado. En el 2013 fue electo presidente de la República, y en agosto de 2023 catapultó a la presidencia a Santiago Peña, convirtiéndose en «el que manda» en la sombra.

Sobre estos dos pilares construyó el poder que hoy ejerce. Un poder con muy pocos límites.

Un año de revelaciones explosivas que impactaron en el jefe partidario colorado fue el 2022. Revelaciones de cómo habría construido su emporio y que explotaron en medio de la “guerra política” que mantenía con el expresidente Mario Abdo Benítez. En febrero de aquel año, el entonces ministro del Interior Arnaldo Giuzzio acusó a Cartes ante el Congreso de supuesto contrabando y lavado de dinero. En mayo se filtraron y publicaron en medios locales informes de inteligencia financiera elaborados por la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad). En octubre del mismo año se presentó y difundió el informe final de la Comisión Bicameral de Investigación de Lavado de Dinero y Delitos Conexos. Estos documentos están hoy en poder de la Fiscalía General del Estado

Ambos informes (extensos, profundos y cargados de informaciones financieras, económicas y administrativas oficiales, proveídas por instituciones gubernamentales, bancarias y empresariales y testimonios de personas con cargos en estas instituciones) revelaron innumerables indicios delictivos del inmenso negocio tabacalero de Cartes. Indicios que señalan fuertes posibilidades, pero no pruebas del supuesto contrabando de cigarrillo y el lavado del dinero que provendría de su producción y comercialización.

Luego de las acusaciones de Giuzzio y el informe de inteligencia de Seprelad, la Fiscalía, entonces dirigida por Sandra Quiñonez, abrió el expediente 15/2022 de la causa penal “investigación fiscal sobre contrabando y lavado de dinero contra Horacio Cartes”. En marzo del 2023, el actual fiscal general Emiliano Rolón conformó un equipo de fiscales, liderado por la fiscala adjunta Matilde Moreno Irigoitia, que se ocupa de esta y otras causas vinculadas al lavado de dinero y el contrabando.

En una de las últimas entrevistas otorgadas a los medios, Rolón se comprometió a movilizar la investigación de la causa penal contra Cartes, paralizada en los últimos dos años. Si la investigación avanza y se comprueban con evidencias los sólidos indicios que pesan sobre su negocio tabacalero, Cartes podría ser imputado, procesado judicialmente y condenado.

Cada uno de los 5 indicios que se narra detalladamente más abajo están contenidos en los dos informes citados arriba y cuyos enlaces están a disposición del lector. También contienen los anexos de las pruebas documentales y las transcripciones de los testimonios de alto valor que apuntan a los presuntos delitos que Cartes habría cometido. Indicios que, tejidos entre sí, revelan una convincente narrativa de pistas para los fiscales investigadores.

1.

La súper producción de cigarrillos que rebasa la capacidad de consumo del mercado interno paraguayo

El informe de inteligencia financiera de Seprelad reveló que TABESA vendió en el mercado local, entre el 2013 y el 2021, por 1.100 millones de dólares (96,5%), y que exportó a otros mercados, en ese mismo lapso, por 43 millones (3,5%) de la misma moneda.

Teniendo en cuenta la declaración tributaria de TABESA y los cálculos y análisis de los expertos de Seprelad sobre su producción, habría vendido entre el 2017 y el 2021 un promedio por año de 31.300 millones de pabilos de cigarrillos al mercado de consumo paraguayo.

Paraguay tenía entonces una población promedio por año de 7.100.000 habitantes, según la entonces Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos. De acuerdo a los datos proveídos en el 2022 por la Organización Mundial de la Salud, el 13,3 % de la población estaba encuestada como fumadora de cigarrillos, un promedio de 1 millón de personas por año en ese periodo.

Al dividir la venta declarada de pabilos de cigarrillos por año por el porcentaje de la población fumadora local, arroja que cada fumador debería consumir la increíble cantidad de entre 89 y 94 pábilos de cigarrillos, cuatro cajas y medio de 20 pabilos, cada día; es decir más de 4 pabilos por hora en un día de 24 horas, sin dormir.

Como no es creíble que aquel millón de personas sean tan compulsivas y noctámbulas fumadoras, surge la obligada pregunta ¿dónde va a parar el excedente de los cigarrillos producidos por TABESA que no se consume en el país?

De aquí parte la hipótesis del contrabando de los excedentes de cigarrillos producidos a otros países del continente americano.

2.

La red nacional y regional de contrabando de marcas de cigarrillo propiedad de Cartes

Son incontables los procedimientos de intervención fiscal-policial realizados en territorio nacional que incautaron cajas de marcas de cigarrillos producidos por TABESA. La mayoría de ellos de la marca Eigth (Ocho) y Palermo que intentaron salir de contrabando del país en grandes camiones de contenedores o barcazas. Las publicaciones periodísticas aparecidas entre los años 2018 y 2023 (durante el gobierno de Mario Abdo Benítez) daban cuenta de estos operativos casi cada semana.

El informe final de la Comisión Bicameral del Congreso documentó con sobradas evidencias este incesante tráfico de tabaco a través de las porosas fronteras del país, sostenidas en el pormenorizado informe de la Unidad Interinstitucional para la Prevención y Persecución del Contrabando.

En aquel lapso, la envergadura de las incautaciones de cigarrillos varió de pequeño, mediano a gran cantidad. La fluvial y terrestre fueron las vías principales para sacar los productos del país. Los destinos de los cigarrillos eran los países limítrofes Brasil, en mayor cantidad, Argentina y Bolivia. De estos tres países pasaban ilegalmente a los demás países de América del Sur.

El mayor movimiento del tráfico de cigarrillos de TABESA se registró desde el departamento de Canindeyú hacia el Estado de Paraná, Brasil, seguido en la frontera hacia el Estado Rio Grande do Sul de Brasil desde los departamentos Canindeyú, Concepción y Alto Paraná, así como desde los departamentos de Itapúa, Misiones y Ñeembucú hacia las provincias argentinas de Misiones y Formosa. De igual forma, el tráfico se movió desde el departamento de Alto Paraguay, Chaco, hacia el departamento boliviano de Santa Cruz.

Las tres incautaciones de cigarrillos de mayor envergadura fueron las del operativo “Salto del Guairá” del 2018, de 5.032.000 cajas de cigarrillos, el operativo “Reserva” del 2020, en el que cayeron 21.000.000 de cajas, y el del 2019, en la frontera con Bolivia, con 2.000.000 de cajas incautadas.

En total fueron incautados, entre el 2018 y el 2022, casi 33 millones de cajetillas de cigarrillos de 10 y 20 pabilos, cuando iban a cruzar las fronteras por tierra o agua hacia los países limítrofes, según revela el informe final del Congreso.

Otra característica de este tráfico en territorio nacional, comprobada en el informe final del Congreso, es la complicidad en este delito de funcionarios y efectivos de los organismos gubernamentales responsables de controlar, vigilar y reprimir el contrabando: la Armada Nacional, la Policía Nacional y la Dirección Nacional de Aduanas

Las incautaciones de cigarrillos de las diversas marcas producidas por TABESA en los países del continente, ejecutadas por los organismos estatales responsables, son también abrumadoras. Además de BrasilArgentina y Bolivia, cuyas fronteras limitan con Paraguay, se realizaron procedimientos de incautación en ChileColombiaPerúMéxicoEcuadorVenezuela y Uruguay, publicados en su momento por los medios de esos países.

De esta forma, la pregunta planteada en el Indicio 1 se responde en este apartado 2, con contundencia: los excedentes de cigarrillos que no se venden en el mercado de consumo local, están entrando de contrabando en los mercados de los países de la región.

3.

La simulación de venta de cigarrillos entre empresas pertenecientes al Grupo Cartes y empresarios con antecedentes judiciales

Si fuera cierta la hipótesis citada en el apartado anterior, entonces ¿cómo las tabacaleras Palermo S.A. y TABESA, propiedad de Cartes, justifican tributaria y contablemente la supuesta venta legal de los cigarrillos en el mercado interno?

Ambos informes presumen que el Grupo Cartes diseñó y activó una compleja red para blanquear el dinero sucio proveniente del contrabando y venta de cigarrillos en el exterior.

La red para justificar el dinero sucio del contrabando estaría conformada por personas, por varias de sus 72 empresas y por firmas distribuidoras propiedad de terceros, que simulan ser clientes compradores de los cigarrillos que produce TABESA. Una simulación que se basa en la producción de facturas de compraventa falsas para engañar a los organismos de control tributario de que el producto se vende en el mercado de consumo interno.

Estaríamos ante un sistema de emisión de facturas ficticias que solo se puede realizar con la complicidad de determinadas personas y empresas. En el caso del Grupo Cartes, utilizó a sus propias empresas, a personas muy cercanas y a firmas distribuidoras de cigarrillos locales que se mueven en la ilegalidad. En total suman 36 los clientes compradores de cigarrillos de TABESA.

En los casos de las empresas distribuidoras, sus dueños o accionistas se involucraron en actividades de contrabando y lavado de dinero, y fueron o procesados o investigados por la justicia brasileña o paraguaya. Son los casos del senador colorado Erico Galeano, el diputado colorado Carlos Marcial Godoy y los empresarios de frontera Alcides Frutos Arana, Roque Fabiano Silveira, Claudecir Da Silveira Savino y David Cuellar Soler. Todas estas firmas, llamativamente, operan en departamentos fronterizos con Brasil, el país que recibe grandes cantidades de cigarrillos de contrabando. Además, las mismas no operan sus transacciones con TABESA o Palermo a través de cuentas corrientes bancarias, sólo acumulan inventario y no tienen registradas exportaciones de sus compras.

Un indicio sólido de este sistema de emisión de facturas falsas son los casos de las empresas del Grupo Cartes que aparecen como compradores de cigarrillos de TABESA, pero que no se dedican al rubro del tabaco, como son la Fundación Ramón Telmo Cartes, Cementos Concepción y las firmas de medios de comunicación Gráfica y Editorial Intersudamericana S.A., Unicanal S.A. y Multimedia S.A. Más absurdo aún es el caso de Sarah Cartes, hermana de Horacio y accionista de las empresas del grupo, que según los documentos tributarios compró cigarrillos de TABESA por un valor de 4.7 millones de dólares.

También elevan las sospechas de lavado de dinero los casos de las empresas cuyas compras de cigarrillos por sumas elevadas, declaradas a tributación por TABESA, no concuerdan con el escaso o nulo movimiento financiero que poseen. O más sospechoso aún: empresas clientes que no figuran como contribuyentes al fisco.

Otros indicios de blanqueo de capital son: las 23 empresas del Grupo Cartes que no tienen un solo empleado inscripto como asegurado del Instituto de Previsión Social, el caso del Hotel Aloft de Asunción que fue adquirido por 8 millones de dólares, pero que, desde su compra hace casi tres años, nunca abrió sus puertas; o el caso de las 10 empresas del grupo que no aportaron un solo guaraní al fisco en el año 2021.

A este cúmulo de sospechas de lavado se suman los casos de las 3 empresas en las que se declaró movimiento de capital, pero que, según la Subsecretaría de Estado de Tributación, están en suspensión temporal de actividades. Un ejemplo ilustrativo es el de la empresa Sporting Life S.A., en la que Cartes declaró, en setiembre del 2021, ante la Contraloría General de la República poseer un préstamo de 2 mil 700 millones de guaraníes y 31 millones en acciones, pero que no opera.

Lo que ocurrió con la empresa Developy S.A. es también una pista que muestra posible lavado: Cartes, en forma personal, posee en esta firma, entre préstamos y acciones, 5.6 millones de dólares; sin embargo, la empresa no tiene un solo empleado inscripto en IPS, tiene suspensión temporal y pagó solo 1.8 millones de guaraníes al fisco en el 2021.

Un dato relevante que salta a la vista al leer el informe final del Congreso son los préstamos que Cartes realizó. Desde el 2012 hasta el 2021 prestó un total de 248 millones de dólares. Empezó con los préstamos personales sin siquiera tener el Registro Único de Contribuyente (RUC). Recién tras las elecciones de abril de 2013, ya como presidente, Cartes obtuvo por primera vez su RUC. Sin embargo, siguió prestando plata en forma personal, pero sin estar inscripto en el registro de la Superintendencia de Bancos del BCP para actuar legalmente en el mercado crediticio.

Todos estos modos de operar, narrados en este apartado, señalan los tortuosos caminos financieros que siguió el expresidente de la República desde que, en 1994, fundó Tabacalera del Este. Estos modos habrían entretejieron “la compleja red para facilitar el lavado de dinero proveniente del contrabando de cigarrillos”, tal como se afirma en el informe final del Congreso.

4.

La montaña de dinero en efectivo que manejaban las empresas del Grupo en sus operaciones financieras

El informe de inteligencia financiera de Seprelad revela que el esquema de lavado de dinero se efectúa en Paraguay preferentemente a través de las casas de cambio, ubicadas en zonas fronterizas.

Los lavadores crean empresas que no poseen documentos que respalden su procedencia ni legitimidad legal. Son estas empresas las que operan con las casas de cambio, a través de las cuales introducen el dinero sucio en las financieras y los bancos mediante transacciones formales.

El informe señala que “las casas de cambio operaron con montos bastante significativos desde el año 2016 y 2017 con las empresas implicadas en el mega lavado de dinero realizado en Ciudad del Este”, un hecho investigado por Seprelad y la Fiscalía desde el año 2014 que movió alrededor de 1.200 millones de dólares, y que terminó en el 2023 con exiguas condenas a algunos lavadores.

Sospechosamente, el Banco Basa –propiedad del Grupo Cartes- tuvo un ingreso de 2.000 millones de dólares mediante operaciones con casas de cambio entre el 2012 y el 2021, una montaña de dinero que luego movió mediante sus transacciones con bancos del exterior. Basa creció y se fortaleció como banco gracias a estas transacciones en efectivo, y de paso fortaleció financieramente a todas las empresas del Grupo.

“Esta operativa le generó una impresionante cantidad de dinero en efectivo y la oportunidad de comprar empresas y generar otro tipo de negocio, el servicio de lavado de dinero”, se afirma en el informe del Congreso.

Tal es la importancia del dinero en efectivo para las empresas del Grupo Cartes, que al menos el 64% de sus ingresos por remesas los recibió de esta forma.

Otro indicio que se asocia con las sospechosas actividades de TABESA es que las firmas compradoras y distribuidoras de sus cigarrillos, están asentadas en las zonas fronterizas con Brasil.

El Banco BASA envió y recibió dinero en forma física a través de bancos de Brasil, Estados Unidos, China y España.

5.

Los Reportes de Operaciones Sospechosas de lavado de dinero sobre el movimiento financiero de Cartes y TABESA

Obligados por la Ley 1.015, que crea la Seprelad y establece sus funciones, los bancos, las financieras y las casas de cambio del país deben reportar ordinariamente y en plazos determinados a este organismo sus operaciones financieras, denominadas Reportes de Operaciones (RO), a los efectos de prevenir o avisar casos de lavado de dinero dentro del sistema financiero nacional.

También están obligados a reportar en forma extraordinaria los denominados Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS), las veces que concluyan que algún usuario de su entidad realiza movimientos de dinero con indicios de lavado de dinero, con el propósito de hacer sonar alarmas a Seprelad.

El informe de este organismo, a través de su Unidad de Inteligencia Financiera, recogió de su Sistema de Recepción de ROS, entre el 2018 y 2022, siete alarmas citando el nombre de Horacio Cartes como “actor principal” y seis alarmas como “persona relacionada” de posibles operaciones de lavado de dinero.

Los avisos de operaciones sospechosas fueron emitidos por las entidades bancarias y financieras de las que era usuario Cartes a través de sus empresas.

Preocupados por estos ROS y el alto riesgo que implicaban los movimientos financieros del Grupo Cartes, los bancos que, entre el 2014 y 2016, realizaban las muchas transferencias de dinero al exterior para pago de proveedores de las empresas del grupo, dejaron de operar con las mismas.  A partir del 2018, TABESA operaba solamente con BASA, y el 98% de sus remesas las realizaba a través del Banco Nacional de Fomento, que omitió aquellas alarmas porque estaba directamente bajo el mando de Cartes, entonces presidente de la República.

Este material es una producción del medio Hína, y una publicación conjunta de los medios El Otro País, E’a, Made in Paraguay y Hína.

Fecha:

A %d blogueros les gusta esto: